Recomendaciones fuera de casa

Una vez informados, a través de fuentes fiables, seguir la Dieta Sin Gluten en casa ¡¡es muy sencillo!!. Se trata de un cambio de hábitos y de adaptar lo que tenemos para que lo pueda tomar el celíaco. 

Cada hogar es un mundo y tiene sus particularidades, lo que tenemos que buscar es que el hecho de seguir una dieta sin gluten, en nuestra casa, sea cómodo para toda la familia y seguro para el celíaco. Por lo que con unos cambios mínimos lo tendremos resuelto. Consultar el protocolo en casa.

Sin embargo, cuando queremos o tenemos que salir a comer fuera de casa, el miedo nos invade, ya que no podemos controlar la situación de la misma forma, y todo nos genera desconfianza. Consultar los consejos generales para comer fuera de casa.

La comida va a estar presente en la mayor parte de las actividades que hacemos a diario, por lo que es fundamental tener previsto un "porsiacaso" que nos salvara de muchos imprevistos, sobre todo si se trata de un niño.

A continuación os damos ejemplos de cosas básicas que deberíamos llevar siempre que salimos con un niño celíaco:

  • Alguna chuche sin gluten: a los niños les ofrecen chuches continuamente (en el parque, en las tiendas, en el médico, en sus actividades extraescolares, en la piscina, etc.). De esta forma el niño también podrá tener su premio.
  • Un sobrecito de cacao en polvo sin gluten tipo Nesquik: de esta forma si vamos a un bar o cafetería, aunque en el establecimiento no tengan productos especiales sin gluten,  por lo menos se podrá tomar un vaso de leche con cacao.
  • Algún tentempié sin gluten por si en un momento dado tiene hambre y no tenemos donde comprar nada: algún producto especial en formato monodósis que le guste, unas galletitas, unas tortitas de arroz o maíz, pan tostado, frutos secos, etc. 

En el caso de los adultos:

  • Tentempié sin gluten: ya sea por si tenemos hambre o porque acudimos a desayunar con los compañeros de trabajo, siempre conviene llevar  algún producto especial en formato monodósis que nos guste, unas galletitas, unas tortitas de arroz o maíz, frutos secos, etc. 
  • Pan tostado sin gluten:  por si vamos a un restaurante y no tienen pan sin gluten.

Una vez que ya tenemos organizado nuestro kit de supervivencia, os comentamos a continuación como podemos actuar en las distintas situaciones en las que tendremos que comer fuera de casa:

Autor: Blanca Esteban Luna
Experta en Tecnología de los Alimentos
Técnico en Control de Calidad
Licenciada en Ciencias Químicas