Trucos para realizar tus bizcochos

Publicado el 28 de Abril de 2020
Trucos

Puede que te pongas a realizar un bizcocho para consumir directamente o como base de una tarta, pero algo no te haya salido lo bien que esperabas y no se debe a la receta solamente si no al horno, el molde u otro factor.
No te preocupes vamos a darte las pistas necesarias para conseguir un bizcocho perfecto.

¿Por qué mi bizcocho se hunde por el centro?

  • Lo hemos sacado antes de tiempo, además de hundirse por el centro la masa estará cruda y por eso no ha subido.
  • Cuidado con abrir el horno antes de que finalice la cocción, la levadura empieza su acción en cuanto coge temperatura la masa, si abrimos el horno, la variación de temperatura hará que no se hornee uniformemente. Si el tiempo de horneado es de 40 minutos podremos abrir el horno pasados lo primeros 30 minutos y es en estos minutos cuando podemos comprobar el bizcocho.
  • La receta tiene un exceso de grasa, esto hará que le cueste subir al bizcocho y no pueda hornearse bien, habrá que revisar la receta variando la cantidad grasa o sustituyéndola por una más ligera, también puedes subir la cantidad de levadura.
  • Si la temperatura del horno no es la adecuada por ser baja, el centro del bizcocho no terminará de hornearse.

Problemas con la superficie del bizcocho

  • Si el bizcocho se ha rajado es porque la temperatura del horno es excesiva; la levadura ha reaccionado muy rápido lo que ha hecho que se eleve y no haya formado bien los alveolos de la miga. Controlemos la temperatura, es mejor despacio que rápido.
  • Si nos pasamos en el tiempo de horneado, también termina haciéndose grietas, si son 40 minutos no puede estar ni más ni menos tiempo.
  • Se nos ha creado una corteza o está excesivamente duro:
    • puede ser de nuevo una temperatura muy alta, en un primer momento creará una corteza y después puede quemarse si lo dejamos más tiempo.
    • la receta no está bien proporcionada; tenemos poca grasa, azúcar o demasiada harina. Cuando los ingredientes no se encuentran en la proporcion debida, la masa está más seca, se formará corteza y se quemará antes.
    • Alargar en exceso el tiempo de horneado reseca la masa y formará costra, ojo una vez finalizado el tiempo hay que sacar del horno.

La masa rebosa el molde

  • Hay un exceso de levadura, por lo que subirá más de lo necesario, hay que medir bien los ingredientes.
  • Exceso de temperatura, lo que hará que la levadura eleve rápido y se salga la masa.
  • Escoger un molde pequeño para nuestra receta de bizcocho. Si no tenemos el indicado, una manera de adaptar un molde pequeño es forrar su pared con papel de horno elevando los centímetros de alto del molde.

Mi bizcocho no sube

  • Los ingredientes son muy importates y de su calidad depende nuestro éxito. Una levadura pasada o caducada, la elección de una harina demasiado proteica, una grasa demasiado pesada, una mantequilla de mala calidad o los huevos que hemos elegido son demasiado pequeños, todo ello influye.
  • La temperatura de todos los ingredientes debe de ser a temperatura ambiente para realizar una mezcla optima. Si estan fríos puede que la levadura no actúe correctamente.
  • Batir bien la mezcla. Para ello empezaremos tamizando los ingredientes secos antes de añadirlos a a la masa y batiremos bien los huevos. Ojo si la masa la batimos mucho una vez incorporados los ingredientes secos, nos saldrá un bizcocho seco y apelmazado. Es mejor mezclar estos ingredientes a mano con espatula y una vez hayan desaparecido los grumos parar.
  • La proporcion harina-levadura no es la correcta, es importantísimo pesar los ingredientes.

Bizcocho duro o apelmazado

  • Una miga densa o demasadio compacta se debe a que la temperatura del horno era baja por lo que la levadura no ha realizado bien su trabajo.
  • No se ha batido bien la masa, sobre todo los huevos que es el elemeto que aporta aire a nuestra masa, no así la harina pues solo necesitamos mezclarla para que se disgreguen los grumos y esté bien incorporada.
  • No dejar excesivo tiempo el bizcocho una vez sacado del horno, ya que se produce humedad y la miga la absorverá. Como máximo 10 minutos una vez horneado.
  • Si nos pasamo de ingredientes secos, harina, cacao, levadura.. nos faltarán grasas o líquido por lo que el bizcocho resultará seco.

Fundamental:

Medir bien todos los ingredientes y que estén a temperatura ambiente.
Seguir la receta en cuanto a cantidades y proceso de elaboración.
Control de la temperatura del horno desde el principio hasta el final.
Termina bien con el enfriado del bizcocho, dejar temperar en el molde menos de 10 minutos y terminar el enfriado encima de una rejilla.

Etiquetas
Básicos de cocina
Compartir: