Consejos para viajar sin gluten

Publicado el 13 de Marzo de 2019 | Blog
viajar

Muchos de nosotros ya estamos planeando nuestras vacaciones de verano o una pequeña escapada, por ese motivo, desde la Asociación queremos daros algunos consejos de como seguir una dieta sin gluten en los viajes.

Lo primero es perder el miedo, ser celíaco implica tener más dificultades a la hora de acudir a un hotel o un restaurante pero no debe suponer un impedimento, ¡viaja y disfruta!

Si tu destino se encuentra dentro de España o es en alguna de las principales capitales europeas, consulta nuestra app sinGLU10, en ella encontrarás cerca de 5.000 establecimientos con opciones sin gluten.

Si deseas tener una información más completa para tu viaje o vas a estar una larga temporada fuera de España, es conveniente que contactes con antelación con la Asociación de Celíacos del país al que viajas para que te informen sobre los puntos de venta de productos especiales sin gluten y restaurantes. Consulta el listado de Asociaciones extranjeras en nuestra web.

Además, es muy útil que lleves información en el idioma del país al que viajas explicando qué es un celíaco y qué alimentos debes evitar y cuáles puedes tomar, descarga ese documento en más de 20 idiomas diferentes desde aquí.

PARA TODO TIPO DE VIAJES

Hay algunas precauciones que pueden ayudarnos independientemente del tipo de viaje que realicemos. Siempre es conveniente llevar algunos productos especiales sin gluten para el desayuno o para los trayectos en transporte (no olvides el certificado médico oficial, este certificado se compra en la farmacia y lo tiene que rellenar y sellar el médico en la consulta, de esta forma evitarás problemas con los productos que lleves).

Es muy importante también que recuerdes que tanto en vuelos como otros transportes debes llamar y reservar tu menú para celíacos con antelación.

También podemos evitar la contaminación cruzada cuando utilicemos hornos o tostadoras gracias a unos accesorios para pizzas, pan o bocadillos, diseñados especialmente para cocinar, tostar o descongelar alimentos.

Por otro lado, si acudimos a un hotel o restaurante donde desconozcan lo que implica ser un celíaco o sensible al gluten, siempre debemos explicar qué debemos comer o no, preguntar al camarero o responsable del establecimiento por los ingredientes de los platos, si es posible que lo adapten para una persona celíaca y, por último, no te arriesgues a pedir platos que conlleven riesgos, como guisos, salsas, sopas o embutidos.

Compartir: